Desde mi norte: Febrero

Febrero siempre me ha sabido a poco. Tal vez por ese día o par de días de los que carece. O por ser el mes que suponía la vuelta, definitiva, a la rutina. Un mes de clases y estudios en el que recordaba con nostalgia la navidad y ansiaba la Semana Santa.

Pero este año ha sido un mes especial, único, más frío y diferente. Que no es ni bueno ni malo.

  1. He esquiado en Zakopane. Y a lo loco, sin haber cogido unos skies en mi vida y con las única indicaciones de una buena amiga, fui capaz de pasar un buen rato deslizandome colina abajo en los Tatras.
  2. He viajado en tren. Pero un viaje de verdad y no él típico de un par de horas. Cuando me comentaron de ir a Poznan no sabía que me iba a enfrentar a 6 horas de tren, sin asiento asignado. Pero la conversación, un buen libro y alguna que otra serie lo hicieron ameno.
  3. Me he perdido en un maldito laberinto de hielo y si no me desesperé fue gracias a mis 3 buenas amigas y a las risas que nos contagiabamos con -13 grados.
  4. Me he helado de frío. En serio. Con una sensación térmica de -23 grados mis piernas no reaccionaban al caminar por la calle.
  5. Estoy iniciando un inmersión total en el inglés, he aparcado la perece y ahora veo cosas en V.O.S y no en V. O.S.E.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: