Tarro regalo

¿No os ha pasado alguna vez que tenéis algo muy pequeño para una bolsa y muy grande para una caja? A mí si que me ha pasado, y la solución apareció un día en mi cocina. Un tarro.
Si, si al principio de esta aventura os enseñaba como reutilizar cajas, hoy vengo con papel de colores y tarro de vidrio.


Los pasos son tan simples que ni merecen la pena numerar; basta con limpiar bien el tarro, cortar un retal de tela y cubrir la tapa con él.

Vale, una vez tenemos el tarro, basta con llenarlo, ponerle un lazo y regalar a quien quieras. Regalar,¿ y de que lo lleno? Pues toma nota:
Para escritrores y escritoras.
Para fasionistas
Para coquetas

Para golosos.
Nota: también te lo puedes quedar tú para guardar monedas, caramelos, maquillaje o artículos de papelería.
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s