Cuentos crueles. Material sensible.

Antes de empezar ha leerlo, hay que recordar que pese a todo, pese a que estad escenas podrían estar sucediendo hoy en cualquier lugar y las fotografías podrían abrir telediarios, estos, son por fortuna, “cuentos ficticios”.

La lectura de estos 18 cuentos breves, de poco más de tres caras cada uno, te clavará agujas de hielo en el alma y los ojos de las fotografías se te grabaran con fuego en la retina.

No es un libro agradable, pero merece la pena leerlo, y por una vez, pensar en todo lo que se está haciendo mal.
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s