El bollo de la victoria.

Croissants, cruasán, medias lunas o símbolos de la victoria.
Situémonos; Viena, finales del siglo XVII; la ciudad sale victoriosa del sitio Otomano y el gremio panadero de la ciudad bañada por el Danubio decide burlarse de la bandera otomana creando un bollo en forma de media luna.
La palabra croissant aparece por primera vez en 1863y; la receta original, a base de masa hojaldrada, ha evolucionado dando paso a una gran variedad de sabores y texturas.

Del típico croissant de mantequilla, que se puede degustar en cualquier esquina de París, a croissants de rellenos salados como queso, jamón,  kebab, morcilla o de Frankfurt.
O masas de distintos sabores, bollos integrales, de semillas o sin gluten.
Sin duda mis favoritos son los hechos con semillas de las panaderías burgalesas “El horno”.
Así que ya sabes, la próxima vez que arranques una pedazo de croissant y te los lleves a la boca, piensa que estas degustando un trozo de Historia; y de victoria.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s