Salvando a Francesca

La primera impresión que te creas al leer la sinopsis de “Salvando a Francesca” es que Melina Marchetta nos cuenta otra endulzada historia de amor.
Nos situamos: chica, chico popular, instituto nuevo… Típico, ¿no?
Lo que cambia la ecuación y convierte este libro es una pequeña joya es el trato hacia la depresión de la madre, una emfermedad que se presenta sin avisar y que sacude de arriba a abajo la vida de Francesca.

Hay una frase que resume todo el torbellino de emociones y de frustracion que vive la protagonista en menos de un año: “Cuando la vecina se quedó embarazada, la familia se paseó por el barrio gritando ¡estamos embarazados! ¿Porqué no podía salir yo y gritar ¡Estamos depremidos!?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s