Héroes de papel

A veces me asusta la intensidad de unas simples palabras.

Las palabras bien articuladas nos pueden trasportar a otros lugares y hacernos soñar con vidas ajenas.

Quizás el héroe por excelencia sea el ilustre hidalgo de la Mancha, Don Quijote. ¿Os habéis parado a pensar alguna vez en cómo sería una relación entre Don Quijote y Madame Bovary? Graciosa y el sector editorial se recuperaría  de su mala racha.
También de amor y locura vive el siguiente héroe: Florentino Ariza, quien consiguió al final de su vida el ansiado amor de Fermina.
Héroes también hay en el teatro. Hamelet quien luchó para vengar la muerte de su padre o Adela, la joven que se rebeló contra Bernarda Alba.
Otros existieron de verdad pero serían clasificados como antihéroes por más de uno, pero simplemente como humanos por mí. Ejemplos serían Oskar Schindler o la joven Dita, bibliotecaria de Auschwitz.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s