Compras en Oslo

Si he estado una semana desaparecida es porque hice las maletas y me fui cinco días a Oslo. Al norte, norte. A la tierra de los vikingos y de los tíos rubios de metro ochenta.

En un posto anterior hablaba de donde comer sin arruinarse y en el de hoy os quiero enseñar lo que compré en mi estancia en la capital de Noruega.
 
Delito sería irse de Noruega sin el típico recuerdo del Vikingo. Yo lo hice, pero mi hermana no se pudo resistir.
 
Queso de vaca que compró mi padre en un supermercado y que en verdad, me fue totalmente indiferente.

 
Llavero de reno. Es una monada y creo recordar que fueron una 45 koronas, ahora solo falta ver donde lo pongo, porque empiezo a tener más llaveros que llaves.

No es por seguir modas, pero llevaba mucho tiempo viendo fotos de gachas o oatmeal por las redes sociales y quería probarlas, pero me daba miedo que no me gustasen y quedarme con un kilo de avena en el armario. Por  eso ni lo dude cuando vi a 7 koronas está bolsita mono dosis.

 

 

¿Sabiais que el corazón el es símbolo de Suecia? Yo no, me lo dijo la dependienta de la tienda en la que me quité la espinita de no tener un plato en forma de corazón.

Y este imán que espero que aguante más de un mes en el frigorífico. En mi casa, además del monstruo de los cables tenemos la maldición de los imanes. No se como lo hacen pero raro es el imán que no se ha suicidado alguna vez.

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s